Claudio Vidal: nuestras vidas valen mas que cualquier margen de ganancia, paro total de actividades

Sociedad 23 de septiembre de 2022 Por Redacción
Envío mi solidaridad y mis más sinceras condolencias a los familiares de los trabajadores que perdieron la vida en la madrugada de hoy cumpliendo sus funciones, y hago extensivas estas palabras a todos los trabajadores de los yacimientos petroleros del hermano Sindicato de Río Negro, Neuquén y La Pampa.
306350131_639102384241602_3743759567062548192_n

Tristemente tenemos que lamentar un nuevo incidente laboral en la “industria hidrocarburífera”, uno más entre muchos otros que se vienen dando en el sector y debe llamar a la reflexión y a la búsqueda de soluciones verdaderas y concretas que den respuesta a lo que ocurre. Este incidente donde perdieron la vida tres compañeros sucedió en la refinería New Amercian Oil (NAO), Plaza Huincul; pero podría haber ocurrido en cualquier Provincia del país. Los empresarios deben dejar de pensar en un sistema empresarial que solo busca elevadas ganancias a corto plazo a expensas de poner en riesgo al trabajador y el medioambiente. Es algo que les vengo repitiendo desde hace muchos años, es parte de muchas de las denuncias que realizamos cotidianamente y no encuentran eco en las reuniones.


Hoy la familia petrolera llora un hecho que se podía haber evitado si se cumplieran plenamente las leyes reglamentadas por el estado y los derechos laborales establecidos en las normativas y concesiones otorgadas. Está claro que realizamos un trabajo de muchos riesgos, pero estos pueden minimizarse si se hacen las inversiones correspondientes. Buscamos incansablemente que se optimice la manera de cumplir las tareas, de mejorar las condiciones de los trabajadores petroleros. Comparado con 35 años atrás, para poner un ejemplo temporal, las diferencias son notorias, pero falta. Por todo eso que no está bien, continuamos exigiendo a las empresas y las autoridades soluciones.


¿Cuántos trabajadores más deben morir para que las empresas y las autoridades políticas entiendan que así no podemos seguir? La seguridad debe anteponerse a la necesidad de incrementar la rentabilidad que tienen las empresas; se debe asegurar la vida, nuestra vida, antes que las ganancias económicas.


Existe una gran deuda con los trabajadores que, en definitiva, somos los que generamos la riqueza y permitimos con nuestra labor que el país crezca y se desarrolle. Es por esto por lo que se debe privilegiar la seguridad en el trabajo, apelar a la conciencia en la planificación y el desarrollo de las unidades de negocio, que en este caso se plantea en la extracción, el traslado y los procesos de refinación que tiene el petróleo que manejamos.
Dejemos de lado la desidia con la que muchas veces parecen moverse los CEOs de las operadoras y empresas de servicios. Vivimos en un mundo que exige resultados y balances con grandes ganancias, pero eso no está bien si en el camino hay trabajadores que sufren, fallecen, o solo se contamina sin ningún tipo de solución.


Desde el Sindicato santacruceño hemos denunciado infinidad de veces la acumulación de tareas, la falta de mantenimiento, la suspensión de cuadrillas de remediación y seguridad, el aumento en las rutinas de máxima intensidad, los vehículos en mal estado o defectuosos que se utilizan, la falta de elementos de protección personal y cuidados, pero no nos han escuchado. Infinidad de veces hemos planteado iniciativas para superar esta situación, remarcando el peligro existente.


De manera urgente los empresarios deben tomar medidas que rectifiquen el rumbo elegido por ellos hasta ahora. Una vez más los invitamos a reflexionar, a encontrar otro camino, a ponerse del lado del trabajador. NO SOMOS UN NÚMERO MÁS EN SUS PLANILLAS DE CÁLCULOS, NO SOMOS RESPUESTOS INTERCAMBIALES, NI MATERIAL DESCARTABLE, SOMOS HOMBRES Y MUJERES QUE TRABAJAMOS INCANSABLEMENTE POR EL BIENESTAR DE NUESTRAS FAMILIAS Y EL PAÍS.


Insisto, muchos de los incidentes en los yacimientos de nuestro país podrían haberse evitado, y eso es lo que más debe dolernos y enojarnos. No son “accidentes laborales” aislados por mala praxis, los responsables no somos los trabajadores. La causa está en los objetivos económicos que plantean peligrosos ajustes y falta de mantenimiento, y en deficitarias condiciones laborales. Las empresas deben trabajar para garantizar más derechos, mejores condiciones laborales, y cuidar la salud del trabajador.


El sector político tiene que entender que también es responsable en esto, hay organismos que dependen del estado que deben controlar lo que hacen o dejar de hacer las operadoras, empresas y pymes en los yacimientos. Deben controlar y velar por el recurso y, cuando hablamos de recurso no solo es el crudo sino el mas importante que es el humano.


ESTE PARO DEBE SERVIR PARA QUE ANALICEMOS LA SITUACIÓN, PARA QUE JUNTOS Y EN UNIDAD TRABAJEMOS PARA QUE NUNCA MÁS VUELVA A OCURRIR ALGO ASÍ. Solo a través del diálogo entre el sector empresarial y los trabajadores vamos a poder conseguir las herramientas que sirvan para priorizar la vida de los trabajadores que en definitiva somos los que llevamos la producción adelante y expresamos el empuje de este país.

Te puede interesar